CONSEJOS PARA VIAJAR “LOW COST”

El punto de partida es planificar, tener las ideas claras y ser flexible para encontrar buenas oportunidades.

Este es el decálogo que proponen los expertos para viajar “low cost” a buen precio sin renunciar practicamente a nada.

El precio es una variable fundamental a tener en cuenta al contratar un viaje. Pero conviene seguir una serie de consejos prácticos para que el viaje tanto tiempo deseado no se convierta en una pesadilla repleta de sorpresas desgradables.

1. Compra los billetes de avión con 1-3 meses de antelación, busca las ofertas de última hora y apúntese a los programas de fidelización. Si vas a desplazarte en tren, la tarifa estrella (para compras al menos siete días antes de la salida) ofrece descuentos de entre un 30 y un 40 por ciento en AVE y larga distancia.

2. Valora la posibilidad de alojarte en una casa de vacaciones o en un aparthotel de uso reglado. La oferta es amplia, económica y muy flexible porque podrá ahorrar bastante dinero en comidas, sobre todo si viaja en familia.

3. Aprovecha las ofertas semanales de las agencias de viajes. Si tu trabajo te lo permite, coja vacaciones fuera de «temporada alta». Podrás elegir destino y conseguir mejores servicios a precios más bajos.

4. Si vas a hacer un crucero, busca las ofertas «todo incluido» que además incluyan beneficios especiales en el precio, tales como sesiones de Spa, masajes, excursiones, tratamientos de belleza, etc.

5. Contrata paquetes dinámicos, que agrupan más de un servicio (vuelo, hotel,…) o diseñe su viaje estableciendo sus propias prioridades: fecha, precio más atractivo, destino, etc. Podrá ahorrar hasta un 60%.

6. Realiza la facturación online. Además de ser más cómodo, las aerolíneas de bajo coste ofrecen este servicio gratis.

7. Calcula el peso de su equipaje para evitar un gasto extra en el vuelo. Normalmente podrás facturar entre 15 y 25 kilos y llevar 10 más en mano. Si sabes que tu equipaje superará el máximo permitido, contrata peso adicional on-line, es más barato que hacerlo en el mostrador de embarque.

8. Los vuelos no cuestan lo mismo todos los días. Viajar en martes, miércoles o sábados suele ser más barato que hacerlo en viernes y domingo. Evita salir al inicio de puentes y vacaciones escolares porque es probable que pague más por sus billetes. Viajar a primera hora de la mañana y a última de la noche también es más barato porque la demanda es menor.

9. Contrata un seguro si cree que puede verse obligado a cancelar el viaje por enfermedad, trabajo, asuntos familiares,… Con un buen seguro de cancelación, podrá recuperar el 100% del dinero, incluyendo los gastos de emisión y gestión de billetes.

10. Las agencias de viaje on-line permiten reservar hoteles «ocultos», con grandes descuentos sobre el precio estándar. Con esta opción, el usuario elige la ciudad/zona de destino y sólo conocerá el nombre después de hacer la reserva.

 

Comparte nuestro contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No se admiten más comentarios