Consejos para que hacer la maleta no sea un infierno

hacermaletas¿Cuántas veces se te ha derramado el champú en la maleta?. ¿No es desesperante cuando el cable de los auriculares se enreda dentro de tu mochila?. ¿La idea de volver a planchar toda tu ropa te preocupa?. Si estas situaciones te suenan familiares, ya es hora de que te olvides de ellas.

A veces hacer una maleta es un infierno si te pones a pensar cómo meter todo sin que le pase nada u ocupe demasiado espacio. Hay cosas muy simples que puedes tener en cuenta la próxima vez que hagas tu equipaje.

Reutiliza los tubos de bálsamo labial. Cuando tu lipstick se haya terminado no tires el tubito. Enjuágalo bien y dentro mete objetos pequeños como pastillas, aretes valiosos o algunos billetes.

Un clip, varios usos. Dale un nuevo uso a esos clips grandes de metal. Puedes proteger tu máquina de afeitar colocando el cabezal dentro del clip o puedes sujetar con ellos tus auriculares.

Rellena la pasta de dientes. El dentífrico suele venir en tubos grandes que ocupan mucho espacio y corren el peligro de derramarse manchando toda tu ropa. Lo mejor es conseguir una pasta de dientes pequeña y rellenarla cada vez que se termine.

Cambia de botellas. Las botellas de champú y reacondicionador también son un peligro al igual que la pasta de dientes. Lo primero que hay que hacer es conseguir botellas pequeñas y verter un poco del contenido dentro. Para proteger todo de salpicaduras, antes de colocar la tapa estira un pedazo de bolsa de plástico sobre el pico del envase y cierra.

Tu maquillaje protegido. A diferencia de los hombres, las mujeres tienen que llevar cosas adicionales dentro de su equipaje como el maquillaje. Para no estar cargando con el pote completo de base o de crema, puedes llenar uno o dos (según el tiempo de viaje) estuches plásticos para lentes de contacto con el producto y llevarlos contigo. Para los polvos, antes de guardarlos coloca un pedazo de algodón sobre ellos para que no se partan.

Zapatos limpios. Meter los zapatos es un poco complicado pues suelen ensuciar la ropa con la suela y hay que buscar bolsas para cada par. Algo más práctico es envolver ambos zapatos en un gorro de baño. Así que darán juntos y los podrás reconocer con facilidad.

No más arrugas. Es desesperante tener que guardar la ropa y luego abrir la maleta y darse cuenta que todo está arrugado. Para eso es una buena idea enrollar las prendas en lugar de doblarlas pues evitará que se aplasten y se marquen. Cosas como los blazers o sacos que no pueden enrollarse hay que doblarlos al revés. Y un plus para los hombres: si colocan una correa dentro del cuello de la camisa, se mantendrá bien armado.

 

Comparte nuestro contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No se admiten más comentarios