CÓMO SABER SI HAS NACIDO PARA VIAJAR

Quizás naciste ya predestinado a viajar. Quizás tu destino es enfundarte la mochila y recorrer todos los rincones del planeta. ¿Cómo puedes saberlo?.

Te proponemos unas señales para que averigües si realmente has nacido para viajar.

 

1. Puedes hacer amigos en cualquier parte, pero también estarías contento de pasar un rato a solas en silencio.

2. Siempre has estado dispuesto a probar cosas nuevas. Excepto –quizás- heroína y café Kopi Luwak.

3. Planeas estrategias para pasar por migraciones y seguridad aeroportuaria.

4. Siempre has sido bueno jugando al Tetris, y entiendes perfectamente cómo utilizar esa destreza al momento de empacar.

5. Sabes cómo decir “¡Salud!” en unos diecisiete idiomas.

6. Tu estilo decorativo está fuertemente cargado de mapas.

7. El concepto de “all inclusive” te da nauseas.

8. Cuando ves una motocicleta, en lo primero que piensas es en “libertad” y no en “partirse el cráneo”.

9. Te reúsas a deshacerte de un par de jeans rotos porque todas las marcas y desgarraduras se corresponden con historias en el extranjero.

10. Consideras que un historial médico lleno de enfermedades exóticas es el equivalente a una vitrina con trofeos.

11. Nunca te ha molestado tomar el camino más largo, siempre y cuándo estés bien acompañado por una persona o un buen libro.

12. Cuando debes viajar por trabajo, ruegas que la aerolínea cancele el vuelo o haya demoras para que luego te regalen millas gratis.

13. Has pensado, por lo menos una vez en tu vida, que una casa rodante es una mejor inversión que una casa.

14. Nunca has logrado terminar una lista de cosas para hacer porque no dejas de agregar ítems a la misma.

15. Juzgas si alguien es un buen amigo o no a partir del siguiente planteo: “esta persona, ¿se comportaría como un idiota conmigo después de pasar 17 horas en un tren con asientos que no se reclinan?”

16. A lo largo de tu vida, el tiempo pasado en estaciones de tren, terminales de buses y aeropuertos llega a sumar meses completos.

17. Al considerar oportunidades laborales, más que las ofertas con “dos semanas de vacaciones” te interesan las que incluyen la posibilidad de un año sabático.

18. Siempre creíste que “la curiosidad mató al gato” es una frase tonta. Incluso si fuera verdad… bien por el gato.

19. Has soñado con trabajar para National Geographic.

20. Tienes una copia gastada, llena de esquinas dobladas, de “Diarios de motocicletas”, “Comer, rezar, amar”, “Into the Wild” o “En el camino” en tu mesita de noche.

21. El hecho de que muchas personas ni siquiera tienen un pasaporte te ofende hasta la médula.

22. No te molesta hacer algo vergonzoso o estúpido, siempre y cuando puedas aprender de la experiencia.

23. Cuando las personas te preguntan, “¿Cuál es el próximo destino?”, nunca puedes elegir solo un lugar.

.

Comparte nuestro contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No se admiten más comentarios