LOS AEROPUERTOS DEL FUTURO

Así serán los aeropuertos del futuro. Aerociudades sin colas, templos de ocio, la maleta en el móvil, piscinas en las azoteas, reconocimiento facial… Y no es ciencia-ficción.

El comparador de vuelos Skyscanner está elaborando a lo largo del año un estudio muy amplio, en tres fases, sobre el futuro de los viajes. La segunda entrega de ese estudio, recién presentada, habla de los aeropuertos de los próximos años (se pone fecha, 2024, aunque muchas ideas ya están en marcha) con conceptos como «terminales tecnológicas», un retrato fascinante de lo que viene… o de lo que ya está aquí.

Según este informe (elaborado en colaboración con The Future Laboratory y cincuenta y seis expertos en tendencias del futuro y de industrias tecnológicas), nuestra estancia en el aeropuerto será totalmente automatizada, lo que acelerará todo el proceso: se eliminarán las colas de facturación y hasta los propios mostradores. «Los pasajeros podrán facturar su maleta mientras se toman un café y usar sus teléfonos para para monitorizar los tiempos de espera en la cola de seguridad», aseguran los expertos consultados.

En esta revolución tiene mucho que ver el llamado «internet de las cosas»: casi cada objeto que se nos ocurra, desde una bombilla a una maleta, podrá estar monitorizada y controlada vía internet, desde el teléfono. Serán decenas de millones de objetos conectados. Por ejemplo, las etiquetas digitales predefinidas y las maletas incluirán información sobre los detalles del vuelo y el destino permitiendo a los viajeros hacer un seguimiento de sus maletas durante el trayecto.

.

7

Estos avances, junto con las tarjetas de información biométrica (que sustituirán a los pasaportes) ayudarán a ahorrar buena parte de tiempo en el tránsito y embarque y harán que la estancia en el aeropuerto sea mucho más eficiente, agradable y rápida.

Una de las consecuencias que se extraen del estudio de Skyscanner es que las vacaciones empiezan en el propio aeropuerto, convertido en una especie de parque temático. Una vez pasado el control de seguridad, encontraremos innumerables distracciones: desde galerías de arte y jardines hasta cines en 3D, piscinas en las azoteas o sesiones de yoga. El deseo de disfrutar de edificios amplios y abiertos será clave en estas aerociudades que evolucionarán y pasarán a ser la principal tendencia en aeropuertos para el 2024.

aeropuertos del futuro

El informe prevé que en 2024 estos centros de bienestar estarán acompañados de paredes y suelos interactivos, transformando las tiendas en lugares de compras virtuales y creando nuevas experiencias gastronómicas. Además, las nuevas tecnologías hápticas permitirán a los pasajeros oler, sentir y ver los productos que quieren comprar desde la comodidad de la piscina de la azotea del aeropuerto. La tecnología «Phygital» -Técnicas de venta física y digital-, un nuevo formato de comercio minorista en áreas de tránsito, hará que los viajeros sean capaces de realizar compras con tan sólo un movimiento de mano o a través de una sencilla orden verbal.

.

Los vuelos del futuro

Una vez a bordo del avión, la cabina y los asientos no tendrán nada que ver con los actuales, hasta el punto de resultar irreconocibles. El asiento se podrá moldear como si fuera viscoelástico para adaptarse a la forma del cuerpo del viajero y llevará incorporado un control de temperatura individual, así como un dispositivo holográfico de comunicación y entretenimiento que permitirá hablar en 3D con amigos y familia y ver películas o escuchar música.

Por otra parte, los adaptadores de sonido integrados en el reposacabezas del asiento evitarán que otros pasajeros puedan escuchar nuestras conversaciones, y podremos utilizar guantes hápticos -inicialmente en clase business- para poder abrazar a familiares o estrechar la mano de un colega de negocios.

.

Comparte nuestro contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No se admiten más comentarios